¡Eres Perfecta!

27 Mar

Las mujeres somos ansiosas por naturaleza, creo yo… nos da ansiedad no estar a la altura no de lo que los demás esperan de nosotros, sino de lo que nosotras esperamos de nosotras mismas.

Y así te estresas o te vuelves neurótica del orden, del trabajo, del control… porque lo quieres controlar todo. Tu vida afectiva, sexual, el trabajo, los hijos, la casa, la familia, y no en ese orden.

Imagínate que además quieres estar delgada y tener una piel bonita, sin arrugas o granitos. Sabes que es bueno comer sano y hacer deporte.

De p. madre!!

Ahora, quién es la guapa que compagina todo eso. Quién es la superwoman que puede llevar su vida sin despeinarse y estar perfecta.

Nadie.

Te lo aseguro. Nadie, por mucho que hagas, y muchas horas que inviertas en ir acelerada, en llevar un ritmo de vida infernal para llegar a todo… al final, lo único que consigues es estar ansiosa. Y quizá una depresión, o un dolor de estómago o una jaqueca.

¡Eres Perfecta!

Eres perfecta tanto si tienes la casa desordenada o demasiado ordenada…

Eres perfecta si tienes alguna curva en el lugar adecuado como si tienden a ponerse todas en el mismo sitio…

Eres perfecta si le dices a tu jefe que tu hijo tiene una función y que vas a ir sí o sí…

Eres perfecta si cuando te levantas en domingo y desayunas, pasas de ponerte a limpiar y te vuelves a meter a la cama a retozar un poco…

Eres perfecta si dices no, y también si dices sí…

Eres perfecta si no te gusta cocinar o si no te gusta salir, o el cine… o lo que sea.

Eres maravillosa y perfecta, y lo único que te hace falta es aceptarte como eres.

El otro día leí en la revista Mujer Hoy que la sociedad nos tiene “esclavizadas” debido a nuestra obsesión por estar delgadas, y que nos preocupa tanto el tema que no somos capaces de ver muchas cosas… Y en parte tienen razón. Estamos -no en todos los casos, por supuesto- pendientes de nuestro aspecto físico…. antes de ver una política influyente, una química importante, o una maestra maravillosa, vemos cómo van vestidas o si están gordas o delgadas. Ya digo que no es en todos los casos, no te ofendas, aunque si eres sincera contigo misma, en alguna ocasión lo habrás pensado.

Nunca damos más importancia en un hombre el cómo va vestido que lo que dice. Se valora más si es un escritor que una escritora, incluso de romántica, hablando de la gran sensibilidad que tiene… a una mujer se la tacha de sensiblera o de hacer libros para amas de casa… (que tampoco es que eso sea malo); si eres informática, tienes que demostrar tres veces más lo que sabes y aun así, ganas menos dinero. Estas son dos cosas que me tocan muy de cerca, ya te imaginarás…

¿Por qué?

No digamos que es el hombre el que nos adoctrina, porque somos también nosotras las que no salimos y luchamos, las que día a día no hacemos valer nuestros derechos, nuestras posibilidades, las que criticamos a otra mujer por el motivo que sea, las que preferimos comprar un libro, curso o cualquier otra cosa a un hombre porque “sabrá más”.

Nunca me ha gustado discriminar ni positiva ni negativa, pero ¡joder! echémonos una mano entre nosotras, en lugar de siempre favorecer lo que la sociedad está estipulando.

Conozco a cantidad de profesionales, entre las que me incluyo, que estamos preparadas, que estudiamos furiosamente, aprendemos a diario, invertimos en nosotras para después, hacer llegar a otras personas nuestro trabajo. Y a veces sale bien, pero otras mal.

La mayoría de las personas que se forman o hacen cursos son mujeres y la mayor parte de quienes los venden y están arriba, son hombres.

Eso no me cuadra.

Me cabrea muchísimo, en realidad. Pero ¡podemos cambiar!

Solo te pido, que si has leído esto hasta aquí, y estás de acuerdo, además de que me gustaría que dejaras un comentario, hagas el propósito de contar con más mujeres profesionales en tu vida.

Y lo que más me gustaría, es que dejaras atrás esos “complejos” por ser mujer y te empoderaras, (una palabra que me gusta), y que tomaras el control de tu vida.

Como te decía, eres perfecta tal como eres, y eso, si te lo repites a diario, nadie te lo va a quitar.

Un beso guapa. Y cuídate.

 

Anuncios

El Placer de Trabajar en Casa

14 Oct

Como ya sabéis, hace ya como ¿ya casi un año?, que cerré mi taller porque la verdad, tuve que elegir. Y aunque me dio pena por diferentes motivos, ahora estoy fenomenal, trabajando en casa como informática (y también con mis clases en un Centro Cultural).

Nunca realmente es tarde para comenzar a trabajar desde casa. No importa la edad que tengas, ya sabes que yo tengo 50, tan solo hace falta prepararte bien.

Como dice JAN SCHULZ-HOFEN  en su post de  Toptal.com,

“Si me preguntan, trabajar a distancia es lo mejor hay. Actualmente estoy escribiendo desde un bar en una pequeña playa en una isla remota en el sur de Tailandia. Cuando levanto la vista de mi laptop, sólo veo el infinito océano y sus aguas cristalinas. Disfrutaré de esta mañana sin distracciones y me concentraré en mi trabajo porque el resto del equipo ni siquiera se ha despertado. Las zonas horarias funcionan muy bien para los equipos distribuidos.”

Yo también estoy de acuerdo. Totalmente. (Aunque no viva en una playa)

Ser organizada, y comprometida y no distraerte con facilidad, son algunos de los requisitos que necesitas. Y hay muchas cosas que tu puedes hacer, aunque no lo creas.

No solo es cuestión de ser programador informático, también puedes trabajar como asistente virtual, soporte al cliente, marketing online, o Community Manager, por ejemplo.

Por cierto, si quieres trabajar como  Community Manager, tengo tu curso ideal, puedes echar un vistazo aquí.

O si te gusta escribir, hay muchísimas plataformas, donde solicitan bloggers a un tanto por artículo. Y ahí, no te suelen pedir la edad, sino una muestra de tus trabajos.

Además, hoy en día hay muchas aplicaciones para estar en comunicación si trabajas en equipo. En este post que te nombraba antes, precisamente he leído cómo lo han organizado de una forma fácil… me ha gustado porque es cierto que trabajar organizado en equipo hace ganar tiempo y productividad, sin  duda.

Y  tu puedes ser parte de una serie de profesionales, que trabajan para grandes compañías… y eso es muy ventajoso porque puedes incluso trabajar para varios. Y sin moverte de casa.

Seas joven o menos joven, las posibilidades son infinitas. Por eso me ha gustado el artículo, porque son cosas que ves en todo el mundo, y cada vez, habrá más profesionales que deseen tener una vida más libre, para estar con su familia, para tener su tiempo de calidad, por ejemplo, trabajando en casa.

Este es el enlace del artículo que te comentaba

Y si te apetece dejarme un comentario, o pregunta, escríbeme… ya sabes, aquí estoy (soporte@ehddp.com)

¡Feliz día!

Mis Primeros 50

24 May

Bueno… quién se iba a imaginar, allá cuando tenía 20 ó 25 años que iba a llegar a estos, y que, además me iba a sentir tan bien.

Cuando tienes 30 años te parece que los que tienen 50 están casi “medio acabados”. Se supone que con 30 tienes toda la vida por delante, muchas cosa por hacer, por vivir, por disfrutar, antes de que llegues a ser “mayor” y no puedas.

La verdad, yo no se tu, pero a los 30 estaba más preocupada de que comieran mis hijos (eran malos comedores), de la hipoteca, de si trabajaba o no, de intentar pintar o leer el poco rato libre que tenía, y como yo he sido de las que no han dejado mucho a sus polluelos… con poco tiempo para irme de juerga.

Cierto que las chicas de 30 en la actualidad, no suelen tener hijos, incluso ni hipoteca. Están más por viajar, o irse a trabajar fuera.. y muchos, viven en casa de sus padres, con lo que la mitad de las preocupaciones, no las tienen. Por supuesto que tienen otras. Ya me imagino que si no tienen trabajo o dinero, poco pueden hacer para independizarse. Pero eso es otra historia.

A lo que voy, es que cumplir años siempre me hace reflexionar, normalmente en privado.. pero esta fecha es algo excepcional,es un número rotundo, al que, desgraciadamente, no todos llegan.

Si de algo estoy satisfecha y orgullosa, es de ver como mis dos hijos han crecido y se han convertido en dos hombres buenos, generosos, inteligentes, y cómo no, muy guapos… y eso, desde mi punto de visa, es de las cosas que te hacen sentir satisfecha y plena.

Para las mujeres que se acercan aquí, para las que aún les queda… quiero decirles, que no es que los 50 sean los nuevos 40, sino que la edad está en el “coco”, en tu cerebro, no en tu DNI. Así lo siento yo.

Mis muslos seguramente  ya no son tan duros como lo eran antes, y tengo cierta acumulación de volumen aquí y allá. Me han empezado a salir canas .. que por cierto, me encantan!, y ya sabéis lo que les pasa a las mujeres, tema desarreglos hormonales… y sin embargo, creo que hacía tiempo que no me encontraba tan bien.

Ahora mismo, estoy muy satisfecha. Me encanta mi trabajo, y además me siento muy valorada. Trabajo libremente, casi sin horarios fijos, y tengo tiempo para pintar (ahora mismo tengo dos exposiciones en marcha), para leer, para escribir (este año publiqué 3 relatos, con seudónimo), para salir por ahí con mi marido o amigas… para crecer personalmente con cursos y charlas, para cuidar a mi familia, y para disfrutar de la vida.

Puede ser que tu no necesites hacer todo esto, fácil que no. A lo que voy es que no tengas pena por cumplir años. Solo es una acumulación de experiencias vividas y disfrutadas, unas buenas, otras mejores (a veces, regulares), porque yo pienso que las experiencias malas sirven para crecer de una forma u otra, por eso ni las contemplo.

Todavía me quedan otros 50 más por cumplir 😉 y no se con qué me sorprenderá la Vida a partir de ahora…solo se, que,pase lo que pase, la voy a vivir “a tope”

¡Feliz Cumpleaños a mi misma!

¿Qué será de mi Facebook cuando no esté??

25 Jun

Es una pregunta un poco tonta… pero si lo piensas, la cantidad de información, archivos y demás que almacenamos en la “nube” es bestial. Antes pensábamos, qué harán mis hijos con las fotos, libros, joyas, etc… que cuando no estemos los padres… y bueno, van pasando de hijo a hijo hasta que algún día, se quedan en un trastero, o bien, se siguen mirando amorosamente. Al ser algo tangible, tenemos claro qué hacer.

Pero, ¿y la información digital? cierro el perfil de facebook? cierro la cuenta de correo? porque yo conozco gente que todavía la tiene abierta y está fallecido/a.  Y cuando por casualidad me salen sus perfiles, me da penita. Aunque si, es una forma de recordarles. A mi me parece que no me gustaría.

Y si hablamos de los archivos guardados en drive, dropbox, o similar? Las fotos que tienes en un servidor seguro, los adjuntos de correo, todo eso, ¿dónde va? o los discos duros antiguos que has ido guardando porque tenías cosas que en su momento te parecieron imprescindibles…

Tal vez sea yo, que guardo todo; lo mismo sigo siendo una “acumuladora digital” lo mismo que física, y mis pobres hijos van a tener una tarea hercúlea… menos mal que todavía me dará tiempo -espero- de ir tirando, seleccionando, y reciclando…

De todas formas, si todos borrásemos algún archivo, seguro que habría más “www libre”…

papelera

 

Caminando por la vida…

26 Ene
Te encuentras con muchas personas, situaciones, eventos, experiencias inesperadas a veces, que nos transforman.
Algunas son positivas, nos enriquecen, nos llenan de fuerza, nos hacen sentirnos plenos y llenos de vida.
Otras son dolorosas, y hacen que nos sintamos débiles y exhaustos, nos llevan a preguntarnos si vale la pena esto, si vivir es así, si es justo… pero no nos damos cuenta que todas estas experiencias pueden fortalecernos y ayudarnos a evolucionar, a crecer de alguna manera.
Claro que, esto depende absolutamente de ti. De nuestra actitud ante esa situación, de si nos sentimos víctimas y nos anclamos en ese rol, o bien reforzamos nuestra respuesta, y a veces podemos y/o debemos solicitar ayuda de los nuestros. De un buen libro obtendremos ideas y sugerencias que podemos poner en práctica y de “maestros” que aparecen en nuestras vidas apoyo y compañía.
Y estos “maestros” no tienen por qué ser gurús “mágicos” sino puede ser una amiga, un hermano, un padre… o simplemente alguien con quien coincides en un momento dado y te ayuda a superar aquello en lo que estás hundida.
El Ser Humano es maravilloso, lleno de características estupendas, y todos tenemos momentos de auténtica felicidad, y quizá otros con alguna sombra. Pero es la sombra la que hace que valores la luz, y por eso, si ahora estás en un momento así, solo te deseo que lo pases lo antes posible, y que sigas adelante, porque la Vida es una pasada, llena de cosas y de momentos auténticos, geniales, esperando por tí…
¡Elige Vivir!
senderos_reflexion_meditacion

 

Lo que crees, creas

23 Oct

Ayer alguien me dijo, “no soy nadie, me siento como si no existiera”.

Es muy duro decir eso, y es muy duro oirlo de alguien al que o a la que quieres (evidente, no os digo quién es esa persona). Y es muy duro porque NO ES MI VERDAD, no es lo que yo veo de esa persona….lo malo es que puede ser que sea la “verdad”de esta persona.

¿Cómo puedes llegar a pensar siquiera eso, a sentirlo? Si eres creyente, tu eres la imagen y semejanza de Dios,y no tienes derecho a decir eso. Y si no lo eres, tan solo mira a tu alrededor y verás que nadie te está considerando eso, solo tu.

Lo malo es, como digo en el título que lo que crees, creas. Es decir que si tu estás creyendo que no eres nadie, al final, no lo serás. ¿Eso es lo que  quieres? ¿Eso es lo que vas a enseñar a tus seres queridos?¿en eso quieres que se fijen aquellos que te rodean?

No, en realidad eso es algo egoísta. Si, egoista y siento decir esto, pero es que si no te quieres a ti mismo/a resulta que le estás quitando el derecho a los demás a quererse a sí mismos, a apreciarse como son, con sus defectos y con sus virtudes. Estás siendo cómodo/a, mejor dicho como diría mi coach Ana Belén, estás cómodo/a dentro de tu incomodidad.

Es más fácil rendirse, decir lo mal que estás y NO HACER NADA POR ESTAR MEJOR. Quizá, persona querida, te enfades por esto que te digo. Pero piensa que lo digo desde el amor que siento por tí.

Cada persona que conocemos está pasando por una época, por un momento de su vida en el que puede estar pasando malos días, malos meses, malos años, o todo lo contrario, maravillosos. Y aún dentro del mismo día, puedes estar feliz por la mañana y fatal por la tarde. Porque todos somos influenciables en más o menos intensidad.

La cosa es… no dejarte influenciar por las malas vibraciones, cambiar los pensamientos negativos por positivos; decirles a las cosas negativas que salgan por la puerta y no vuelvan. Si es necesario, varias veces al día.

LIBERTAD JAULA ABIERTAPorque a la primera persona que debes querer y apreciar eres tu, cuida tu cuerpo, cuida tu alma, sana esas heridas que te aprisionan y vive porque no sabemos cuánto podemos estar aquí, y sinceramente, ¿tu te irías de vacaciones a una cárcel? Pues es lo que estás haciendo ahora.

Abre las puertas y vive. Y si no puedes solo/a, pide ayuda, pero ¡déjate ayudar! habla con tu familia, con tus amigos, con un profesional que no te va a juzgar. Pero no te quedes en tu cómoda incomodidad.

Piensa bien de ti, lo maravillosa persona que eres, porque lo eres, y verás cómo al creerlo, lo creas..

 

Un enorme abrazo, querida persona maravillosa

Yolanda

De tales barros…

23 Sep

tales lodos… o de tal palo, tal astilla.

Esta tarde ha tenido que salir un señor del portal de al lado a llamar la atención a una cuadrilla de niños, de entre 6 y 9 años que estaban abriendo y cerrando la verja del portal y tirando piedras … adorables, ¿no? De hecho una de las piedras ha ido a parar a la pared del  mi local. Vale que no lo estaban haciendo a propósito, “solo jugando”, pero ahí que ha ido la piedra.

Y yo me pregunto, ¿dónde están los padres? es más, se suben a un bloque de hormigón que no se qué es, de más o menos 1,60 de altura, y allí suben y bajan, apoyándose en los arbustos y por cierto destrozándolos.

¿Qué estamos haciendo con los niños? Bueno, yo no me incluyo, lo siento,  porque tengo dos chicos, dos varones y jamás les he dejado que tirasen una piedra, pisasen el césped, o tirasen un papel al suelo, entre otras cosas, y no soy una madre especialmente disciplinada, por ejemplo, no suelen hacer la  cama y no pongo el grito en el cielo. Pero vandalismos, no gracias.

Porque… qué podemos pensar de un niño que tira inocéntemente una piedra. Me llamaréis exagerada pero me gustaría saber qué respeto tienen por otras cosas. Pero no culpo a un niño de 8 años, en absoluto.

Creo que la responsabilidad del comportamiento de tu hijo, hasta cierta edad en la que ya toma sus decisiones, es enteramente de los padres. Y son los padres los que deben inculcar el respeto a los árboles, a las plantas, al mobiliario urbano y por supuestísimo al resto de las personas.

Dicen que los niños hacen lo que ven en casa… a lo mejor en casa ven que  no hay respeto por… lo que sea y ellos hacen lo mismo. Son como monitos de repetición, y hacen lo que nosotros hacemos, de eso no cabe ninguna duda. Obsérvate y verás.

Y dime ¿es tu hijo respetuoso, ordenado, educado, grosero, etc? Pues mírate en el espejo y lo verás.

**PD me hizo gracia este anuncio de Ikea, la primera parte es real como la vida misma.

Un beso y cuidar a vuestros  hijos, que son nuestro futuro!

A %d blogueros les gusta esto: