Archivo | julio, 2012

Sin crisis no hay paraiso

13 Jul

Sin crisis no hay paraiso, este es el título de un nuevo post.

Qué original? pues no. Estoy enfadada, enfadada porque para mi la crisis no es como nos la pintan. Yo no soy una experta en economía ni en política. Yo soy experta en mi trabajo y más o menos. Pero si que tengo algo de sentido común y veo lo que hay.

Estamos viviendo una situación no muy buena, pero tampoco tan mala como quieren pintarla toooodo el mundo. Todos con una visión tenebrosa de nuestro futuro. Pues yo no quiero. no quiero pensar que esto va a ir a peor. No quiero pensar que el futuro que les espera a mis hijos que están estudiando o a los adultos que -afortunadamente- trabajamos en trabajos mal pagados y poco reconocidos, sea tan negro. ME NIEGO.

Ya vale de lamentarnos. Hablo a veces con mi madre sobre el tema, y a lo mejor ella es la que lo ve más negro. Pero, ¿no vivió ella la posguerra y eso si que era crisis? Más que crisis era desesperación. Bombardeos, a esconderse en el sótano, a lavarse en un cubo, el extraperlo, luego el hambre que pasó mucha gente. ¿Y eso era mejor que lo de ahora? Cuando no hacemos más que decir ¡ay! y ya tenemos cualquier sanitario a nuestro servicio. Por ejemplo.

Vamos por favor. Que no nos quejemos tanto. Que hemos estado viviendo por encima de nuestras posibilidades durante muchos años y ha habido muchísima gente que se ha enriquecido a costa de no se sabe qué. No hay más que mirar los coches que circulan por aquí, por Zaragoza, yo no entiendo, pero cuando voy con mi marido me dice, mira ese vale 30.000, ese vale 60.000 y con matrículas nuevas, o sea que no son de antes de la crisis.

Los bares siguen estando animados, algo menos, las gente se sigue yendo de vacaciones…

No sé qué se puede hacer contra la crisis. No tengo la receta mágia. Creo que nadie la tiene. Pero si que creo que todos aquellos que se han estado enriqueciendo, especialmente en BANCOS, en AYUNTAMIENTOS, en DIPUTACIONES, etc etc, deberían sufrir una buena auditoría y todos los ingresos por encima de lo que debieran cobrar, que lo devolvieran. Probablemente no deberían subir el IVA entonces. Todos los que han defraudado a Hacienda, que lo devuelvan.

Los políticos que han estado cobrando comisiones, que tienen unas pensiones vitalicias, solo por haber estado un tiempo corto en política, los familiares de políticos que tiene pensiones, si, que los hay, ¡que lo devuelvan! Los banqueros que han estado cobrando sueldos millonarios a pesar de estar intervenidos o con subvenciones, ¡que los devuelvan! Menos gastar en tanques o en uniformes nuevos y más en comida!

Que no recorten las subvenciones al empleo, que no recorten el paro, que estimulen la contratación de jóvenes pero también de mucha gente que hay alrededor de los 50 y que están perdidos. Nadie los quiere contratar.

Y que todos los españoles dejemos de hacer “el perro”, que con esta característica nacional, de pillos, de escaqueadores, de llevarnos todo “a la saca”, de evitar responsabilidades, de ser insolidarios, de currar lo menos posible y de hacer muchas veces el papel de muy ocupado pero estoy viendo Facebook.  Todos tenemos que arrimar el hombro, especialmente los que tienen una responsabilidad, y hay que cuidar a la gente, y no explotarla. Y si se obtiene menos beneficios, pero se mantienen empleos, mejor, esto genera movimiento, genera que el dinero circule, que se puedan comprar cosas, que se puedan hacer proyectos, invertir en desarrollo, en aprender…

No sé… lo único que se es que a mi, personalmente, no me da la gana de pensar que todo va a ir peor. Seré una ilusa, pero no quiero se pesimista. Si que me siento indignada, sobre todo con TODOS los políticos, por habernos llevado a donde estamos, me da igual el color que sean. Son ellos los que dirigen el país, las agencias de calificación, (que eso es ya para dejarlas aparte) y todas esas personas que dirigen el mundo. Son ellos los que dicen, vamos a  acojonar a la gente para que trabaje, para que la bolsa baje cuando yo lo diga y me enriquezca cuando suba. Si todo el mundo sabe esto.

Y ahí seguimos, como borregos, eso si, yo soy una borrega, pero ni me rindo ni quiero pensar negativamente, por mucho que me quieran asustar.

Saldremos adelante, los españoles, por nuestro carácter, siempre lo hacemos. ¡Ánimo!

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: