Archivo | marzo, 2014

Cómo somos… y (subítulo) Tenemos lo que merecemos

26 Mar

Si, has leído bien, lo que tu tienes es lo que te mereces.

Y aunque te moleste, es la verdad. Lee y sabrás por qué te lo digo

Acabo de llegar de comprar, estaba en la fila del supermercado, y se quejaba una chica de unos 35-40 de que no llegaba a fin de mes, algo lamentable, y que por supuesto les pasa  a mucha gente, vale, hasta ahí, de acuerdo.

Pero luego sigue hablando de que venía en tranvía porque claro, venir en coche, es caro, y esque además el seguro de un coche de alta gama, que le valía 600 euros. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ PERDONA!!!!!!!!!!!!!????????????

Pero no solo eso, estaba planteándose comprarse una crema de 80 euros y luego quedar para ir de compras…

Por eso digo, que tenemos lo que nos merecemos.

Si estás estancado/a, si no tienes un duro, si no encuentras tu sitio,… ojo, antes de echar la culpa a los demás… piensa si no estás tu propiciando esa circunstancia. ¿Estás seguro/a de que no es así?? ¿seguro, seguro, al 100%?

Pregúntate,

¿Has hecho algo diferente? ¿Has ido a sitios diferentes?¿Te has formado?¿estás buscando en el sitio adecuado? ¿Te estás moviendo?

O solo estás esperando, sentado/a en tu sofá, compadeciéndote… de lo desgraciado/a que eres,.. de lo malo que es este gobierno,… de lo malo que fue el gobierno anterior,… de que no hay trabajo,… de que no vendes, de …etc etc

¿Es esa tu actitud?

Pues tienes lo que te mereces.

Enfádate conmigo, (ya estás echando balones fuera en lugar de reconocer que te acabo de dar en las partes que más te duelen, y no son esas…), pero te digo una cosa, si no pones remedio… SEGUIRÁS ASÍ SIEMPRE, siempre, para toda la vida.

¿Te gusta estar así?

Si te gusta, vale, sigue, pero no te quejes. No te quejes si tu empresa va mal, si no encuentras trabajo, si no sabes cómo hacer ciertas cosas.. no te quejes, se feliz con tus circunstancias -pequeñas – y sigue pequeño/a, sigue tal cual, pero repito, no te quejes. No tienes derecho.

¿quieres cambiar y no sabes cómo?

Puede que no sepas, o puede que no escuches y no veas lo que tienes a tu alrededor.

Puede que no quieras, o que sabiendo que salir de tu actitud pequeña, vas a tener que trabajar, incluso sufrirás, tu y los tuyos, porque cuando creces y te estiras, a veces es doloroso.

Puede que no sepas ni por donde empezar. ¡Error! si te has planteado que quieres crecer, es que YA HAS EMPEZADO. Y te doy la enhorabuena.

Mira a la gente que ha -que hemos – cambiado. Yo me considero que di un gran paso, enorme y doloroso, cuando empecé mi negocio. Cuando decidí no resignarme, a pesar de viento y marea, y fueron muy fuertes. Pero lo hice.

Y si yo pude, ¿por qué tu no?

Y no hablo de montar una empresa, que también, sino de superarte a ti mismo/a

En lo que sea

En lo que realmente quieras

Si quieres montar una empresa, infórmate y fórmate.

Si quieres quitar malos hábitos, se constante.

Si quieres adelgazar, ve a un dietista y comprométete contigo mismo/a.

En cualquier parte verás casos que lo han conseguido

Dime, ¿por qué tu no podrías ser uno de ellos?

Ten fuerza de voluntad, y perseverancia, que se entrenan, como quien entrena el cuerpo. Entrena tu mente, sal a la calle, habla con la gente, ves a cursos, habla con personas que han podido hacerlo, si quieres, habla conmigo…

Tienes múltiples recursos a tu alrededor, gente, por Internet, en la calle, tu vecina… no sé.

Si quieres, puedes, de verdad, te lo juro. Te lo juro por lo más querido que son mis hijos. Te prometo que con voluntad de hacerlo eres capaz.

¿a qué esperas? si yo he podido.. ¿por qué tu no?

Besos

Yolanda

 

Cosas buenas… y cosas malas

6 Mar

A veces, pienso en aquellos días en los que tenía un trabajo fijo y que no me comía tanto la cabeza con otro tipo de problemas que ahora, como emprendedora tengo. Me acuerdo de lo bonito que era recibir un sueldo al mes, de tener unos horarios fijos y de tener menos responsabilidades que ahora.

La incertidumbre de comenzar un negocio  y de mantenerlo -día a día- resulta una experiencia agotadora.. pero os digo ya en este segundo párrafó ¡que no lo cambiaría!

Hoy he quedado con una amiga a la que hace mucho que no veía, Belén, y me ha dicho que me veía estupenda, más abierta, más feliz… y ¡ostras! de verdad que lo estoy. Ahora soy yo misma, puedo hacer lo que quiera -dentro de un límite- pero me siento libre, y puedo desarrollar mis posibilidades, mis aptitudes o mis conocimientos a mi gusto.

También es cierto que en mi bienestar y mi seguridad ha tenido mucho que ver mi amiga y socia Ana Belén, desde luego. Ella me está ayudando a Ser, y a Hacer, y sinceramente, no se qué haces que no hablas con ella y mejoras tu vida…. pero bueno, ya llegará tu momento como llegó el mío.

Y es que, la Vida está llena de malos y buenos Momentos, pero tienes que ser fuerte, como la Diosa-Heroína de este cuadro, fuerte y poderosa, y superar todo aquello que te hace dudar de ti misma…

diosa-yolanda

Todas las cosas buenas -o malas- de la vida no es que nos hayan ocurrido por una razón, sino que nos han llevado a ser lo que somos ahora, aquí, en este momento y a tener nuestras circunstancias actuales.

Debemos dar las gracias por ello, especialmente si en estos momentos te encuentras feliz, y sino, también. Piensa que las circunstancias que ahora te producen pena o pesar, pueden ser las que el día de mañana te hagan alcanzar tus metas, te hagan dar ese paso  que si no de otra forma no darías, te hagan superarte a ti mismo/a, y que sin este mal momento que vives, tal vez no llegaría el bueno que te espera.

Y no te desanimes, de verdad que de todo se sale… y si me dices que ahora tu no estás saliendo, no pierdas el norte, enfócate en tus metas y sigue luchando, persevera, de verdad… al final, lo conseguirás. De verdad.

A %d blogueros les gusta esto: