Tag Archives: ley de la atracción

Ley de la atracción ¿funciona o no?

18 Jun

Hoy me he levantado pronto para ir a andar rápido (yo no corro) como ayer, pero como estaba lloviendo, he decidido hacer yoga en casa. Y mientras cocía la verdura para comer, he estado estirando, y haciendo ejercicios. Me diréis qué tiene que ver esta tontería con la Ley de la Atracción. 

Pues si, tiene que ver. Y es que últimamente me he engordado algo, y desde que dejé el gimnasio he notado que ha bajado mi forma, y estaba sufriendo por ello. Pero no ponía remedio. Es decir, si, si quiero adelgazar, si si, quiero estar en forma. Pero sin hacer nada. 

Como el chiste aquel de un tío que rezaba todos los días para que le tocase la lotería, y al cabo de un tiempo, bajó Dios y le dijo, “Compra un número, por lo menos!” o algo así.

Quiero decir que por mucho que lo desees, como dice la Ley de la atracción, no ocurrirá si no te pones en camino. Por mucho que desees trabajar, si no vas a buscarlo, el trabajo, al menos en la mayoría de los casos, no te va a venir a buscar a casa. Y si quieres adelgazar, levántate pronto y haz ejercicio, haz dieta, ves al gimnasio, pero no estés en casa lamentándote de cómo estás. Y esto pasa con todo. Vamos, que no estoy descubriendo nada nuevo

A lo largo de los años que me he interesado por estos temas, he leído de todo. Y por supuesto llegas a la conclusión que la magia no existe si tu no la provocas. Entonces, la Ley de la Atracción, ¿funciona o no?

Ayer leí un artículo muy interesante de la revista Psicología práctica, que por cierto os recomiendo. Y trataba sobre la dichosa ley.  Fue escrito por Félix Torán, que ha publicado un libro que se llama “El tiempo en sus manos”. (Ya que voy a nombrar su artículo, le hago publicidad).

Habla de por ejemplo cosas que dice Napoleón Hill, otro gran autor sobre temas de autorealización y desarrollo personal, “nos convertimos en aquello que pensamos la mayor parte del día“.  Pensad ahora 5 minutos en lo mal que estáis, en lo mal que os va… etc, os habrán bajado hasta las defensas… y ahora, cambiad el chip. Pensad 5 minutos en lo maravillosa que es la vida, en la suerte que tenéis de estar vivos, de tener una bonita casa, una  familia o amigos que os quieren, y un trabajo, o si no tenéis trabajo, pensad en vosotros mismos, dentro de poco, trabajando. ¿A que ahora sois “más altos”, estáis mejor? ¡ os habrá cambiado hasta la postura corporal !.

Si pudiéramos elegir, ¿no preferiríamos estar de esta segunda forma que no de la primera? ¿a qué si? Os digo un secreto… ¡podemos elegir! Tú puedes elegir cómo levantarte hoy, cómo afrontar el día, cómo hablar con la gente. Puedes elegirlo todo. Hasta aguantar a tu jefe, a tu padre, a tu madre, a tu marido, a tu mujer, a tus hijos… etc. todo eso puede ser diferente si tu lo elijes.

Y es que como dice el artículo, con la ley de la atracción, es posible hacer realidad tus sueños. Y aconseja seguir estos pasos:

  1. Visualiza lo que deseas. Es decir, si tu meta es estar más delgada (como la mía jeje), imagina que ya lo estás, compórtate como si lo estuvieras. Huele, mira, oye, observa en tu mente aquello que quieres, como si fuera una película, pero totalmente real. Seguro que es fácil, acordaos de esa película que tanto os gusta y meteros en el papel, pero esta vez, el argumento lo ponéis vosotros.
  2. Abre los ojos y estate atento. Si tu mente está abierta y preparada para lo bueno que te ha de llegar, es más fácil que te llegue. En cualquier momento recibirás “aparentes casualidades”, que reafirmarán tu objetivo, que te ayudarán a conseguirlo. Y las cosas que te contrarían… tienes que analizarlas como si fueran señales que te hacen parar y pensar. ¿por qué ahora esto? Siempre es por algo. Anota en una libreta lo que te va pasando y te asombrarás…
  3. Lo más importante de la ley de la atracción es hacer. Si no haces, como he dicho antes, si no empiezas a moverte, no conseguirás nada. Si quiero adelgazar, he de salir a caminar, hacer ejercicio y dieta. Solo lamentándome no haré nada. SI quiero un trabajo, voy a buscarlo, Si quiero a una persona, me lanzo a por ella. Hay que caminar hacia tu objetivo, hay que ponérselo fácil…
  4. Por último, no te boicotees… y pienses, no lo voy a conseguir, no podré, no, no no, olvídate de esa palabra. Por supuesto que habrá obstáculos, gente que te va a impedir avanzar, pero si tu te repites a ti  mismo/a  que lo vas a conseguir, como una especie de lema, lo harás, pese a quien le pese. Repasa tu vida, seguro que hay algo que has conseguido de lo que te sientes orgulloso/a, como por ejemplo, dejar de fumar, ahorrar para hacer un viaje… etc. Pues ahora lo mismo.

Piensa en tus objetivos, pero no obsesivamente, sino por la mañana, por ejemplo. Dedícale solo 10 minutos a pensar en ello y luego déjalo ir.. concéntrate en el día, en disfrutar de la vida e intenta ser feliz y hacer felices a los demás, sonríe, y todo vendrá dado, de verdad, por mi propia experiencia os aseguro que al final las cosas suceden. I have a dream, yo tenía un sueño, y he llegado a él. ¿por qué vosotros no podéis? Yo creo que sí podéis. Creo en vosotros. Las personas de vuestro alrededor también. Solo falta que deis el primer paso. Adelante y suerte.

 

A %d blogueros les gusta esto: